TRIGLICERIDOS COLESTEROL Y ENFERMEDAD CORONARIA


COLESTEROL

  La Diabetes mellitus es actualmente reconocida como un desorden metabólico de lípidos, más que un desorden del metabolismo de carbohidratos.
Este concepto se apoya en el hecho de que las complicaciones macrovasculares en la aterosclerosis, que es un padecimiento promovido por la dislipidemia, es la principal causa de mortalidad en pacientes diabéticos. Las dislipidemias son casi coexistentes en pacientes diabéticos insulino y no-insulino dependientes.
(Stamler, J; Vaccaro, O Diabetes-Care, 1993)

  Pacientes con diabetes insulino-dependientes que mantienen un control de su glicemia, tienen perfiles lipídicos indistinguibles del grupo de sujetos no diabéticos
(Quincour, PH. Br. Med J. 1987. DCCT Research Group. Diabetes Care, 1992)

  El enlace causal entre hiperlipidemia y riesgo de enfermedad coronaria ha sido ampliamente explorado para lipoproteínas de baja densidad: LDL-Colesterol. La hipótesis establece que la hipercolesterolemia es un factor causal en el desarrollo de aterosclerosis y más aún, que una disminución importante en los niveles de colesterol, darán como resultado una reducción de tal riesgo. Esta hipótesis ha sido comprobada a lo largo de varias décadas en innumerables estudios clínicos y epidemiológicos.

  La identificación del colesterol como posible factor de riesgo como enfermedad coronaria fue resultado del reconocimiento de que en países con elevados promedios de colesterol en sangre, la mortalidad por enfermedad coronaria fue también elevada. Es claro que el Colesterol constituye uno de los más importantes factores de predicción de riesgo de Enfermedad Coronaria.
(Simon et-at; 1986)

  El colesterol está directamente involucrado en el desarrollo de la placa aterosclerótica por mecanismos realmente conocidos: lipoproteínas ricas en colesterol, entran en el espacio subendotelial en donde son ingeridas por los macrófagos, lo que contribuye al crecimiento de la masa de la lesión. Además se ha demostrado que la severidad de la aterosclerosis es directamente proporcional a la concentración de colesterol en sangre.
(Solberg,LA; Strong, JP-1983)

  Otras pruebas en apoyo de la hipótesis de los lípidos, provienen de grandes estudios clínicos (1994-1997) acerca de drogas que reducen el colesterol (estatinas). En donde se enfatiza la importancia de la disminución de los niveles de colesterol durante la prevención primaria y secundaria de la enfermedad coronaria.

  El Scandinavian Sinvastin Survival Study (SSSS), fue un estudio doble ciego (sinvastina como agente hipolipemiante y placebo). Los principales cambios en los niveles de lípidos en el grupo de sinvastina fueron los siguientes: Colesterol total disminuyó en 25 %, LDL-Colesterol disminuyó en 35%, Triglicéridos disminuyó en 10%, en tanto que HDL aumentó en 8%. Como resultado de estos cambios hubo una reducción altamente significativa de 30% en la mortalidad total en los pacientes con sinvastina.
 
 

CONCLUSIÓN

Resulta de enorme utilidad para el paciente con riesgo de enfermedad coronaria recurrir al monitoreo de sus niveles de colesterol y triglicéridos, pero para el paciente diabético es imprescindible el monitoreo de: glucosa, colesterol y triglicéridos ya que esta información permite el manejo correcto e integral del padecimiento.
 
 
 
 
 

Triglicéridos y riesgo de Enfermedad Cardiovascular

Niveles plasmàticos elevados de Triglicéridos (TG), constituyen un factor de riesgo independiente para Enfermedad Arterial Coronaria.
(Austin, 1994)

Los TG en ayuno y postprandio tienen importante influencia sobre el nivel de HDL Colesterol y sobre la aterosclerosis.
(de Bruin, 1991; Stein, 1995)

Pacientes con Enfermedad Arterial Coronaria severa presentan un elevado y prolongado incremento sobre los niveles postprandiales de Triglicéridos y lipoproteínas. 
(Patsch, 1992; Weintraub, 1996)

Diabéticos tipo 2 a menudo tienen niveles de Triglicéridos en ayuno por debajo de 200 mg/dL  (2.3 mmol/L), pero la mayoría  tienen intolerancia a los lípidos (incrementos elevados de Triglicéridos postprandial  y lento retorno a los niveles basales).
(Cavallero, 1995; Cattin, 1996)

Individuos con TG  elevados en ayuno (dependiendo de edad y sexo, 150 250 mg/dL =1.7-2.9 mmol/L) deberán ser considerados en riesgo para Enfermedad Arterio Coronaria, a menos que la relación total Col/HDL-Col esté por debajo de 3.5.
(Castelli, 1986)
 

El Hombre es un sujeto postprandial, TG postprandiales ricos en lipoproteínas con aterogénicos.
(Erkelens, 1993)
 
 

CONCLUSIÓN

Es abundante la evidencia de que, Triglicéridos postprandiales elevados, incrementan el riesgo de enfermedad Arterial Coronaria.
 
 
 
 
 

 Triglicéridos, monitoreo y control con Accutrend GCT
Monitoreo postprandial de Triglicéridos

 Grasas

El consumo de grasas en  la dieta diaria, conduce a la trigliceridemia postprandial.
Alimentos ricos en ácidos grasos saturados conduce a una mayor respuesta en la producción de TG, que aquellos alimentos ricos en ácidos grasos poli-insaturados. 
(Zampelas, 1995)
 

Azúcar

La adición de azúcar (sacarosa, fructuosa) a alimentos ricos en grasas amplía y prolonga la respuesta en la producción de TG postprandial.
(Grant, 1994; Jeppeson, 1995)
 

Deportes

Respuesta a corto plazo:
     Ejercicio moderado antes o después de una comida rica en grasas reduce la trigliceridemia postprandial.
(Aldred, 1993)

Respuesta a largo plazo:
     La lipemia postprandial fue menor  en atletas de alto rendimiento que en un grupo control de personas  sedentarias, coincidentes en peso corporal e ingesta de TG.
(Cohen, 1989)
 

Drogas

Varios Fibratos muestran una clara reducción de los TG postprandiales.
(Taskinen, 1993: Cavallero, 1995; Attia, 1997)
 

Riesgo familiar

La respuesta en la producción de TG postprandial en hombres adultos jóvenes, puede indicar riesgo familiar para aterosclerosis coronaria.
(Uiterwaal, 1994)
 
 

CONCLUSIONES

1. El monitoreo de los triglicéridos en ayuno y postprandiales proporciona una retroalimentación instantánea y a largo plazo de la respuesta al         tratamiento farmacológico y no farmacológico.

2. El monitoreo de los triglicéridos en ayuno y postprandiales son útiles para evaluar el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
 
 

Accutrend CGT monitoreo sencillo de Glucosa, Colesterol y Triglicéridos